Friday, October 07, 2005

La última...

... generación del programa de Lucent Global Science Scholars fue seleccionada este año, dándolo así por terminado al cabo de 6 años de becarios.

Para hacer algo así como la clausura oficial del programa, por lo menos en México, IIE y Lucent se dieron a la tarea de reunir a los ex-becarios que nos encontraramos disponibles para asistir este pasado 23 de septiembre...

...


Anteriormente, había tenido la oportunidad de tratar [muy] brevemente a los becarios de las generaciones 1999 y 2001, pero de las posteriores sabía absolutamente nada...

El consenso general de esta reunión, si no me equivoco, fue que el mejor fruto de ésta fue el ponernos en contacto, conocernos entre generaciones, y establecer relaciones, sobre todo quienes compartiésemos intereses...

Pero hay un límite de hasta donde puede llegar a tratarse uno durante una reunión con un programa que cumplir, así que durante el evento en sí, pues no se puede llegar muy lejos en cuanto a tratarse se refiere, y queda sobre nosotros mantener la comunicación posterior.

...

Hubo un grupo que nos fuimos a cenar después del evento... después de dos intentos frustrados terminamos en un Vips, que pese a lo que esperaba, resultó estar bueno!

Total... 4 horas, si mal no recuerdo, nos pasamos en la plática de sobremesa...

...

Y ahora sí, llegamos al propósito original de este escrito:

Mi primer experiencia con becarios de Lucent, así como las posteriores tanto en NY, NJ o en México, funcionan como una enorme recarga de espíritu de superación y competitividad...

Digo, yo me siento bien con decir que se hablar inglés decentemente, que me gusta leer, y que en la escuela me fue bien... Bueno, dada la compañía correcta, me topo con que cualquier logro del que me sienta orgulloso, de repente palidece ante los logros de otros... y no lo digo en mal sentido, para nada, sino que me inspira para decir "si ellos pueden, ¿por qué yo no?"

¿Competencia por qué?

Pues... en un grupo en el que varios hablan 3 o más idiomas, la capacidad de hablar inglés se vuelve no tan impresionante...

Cuando me topo con alguien que dice acabarse un libro por semana [me he esforzado desde entonces, y nomás no puedo! 60 páginas por minuto, ¿de veras?!!], el leer uno al mes, deja de ser impresionante...

En un grupo, en el que la plática pasa por cualquier tema, y otros responden educadamente, el enfocar mi gusto por saber demasiado hacia la ciencia y la técnica, de repente me deja sintiéndome muy falto de cultura general...

Luego digo que me va bien en deporte, porque me defiendo ante el reducido grupo que nos dedicamos a jugar, y a dos asientos de mi durante la comida, tengo a un campeón nacional de atletismo...

...

Claro, hay muchas otras cosas que hacer, y en realidad casi cualquier persona que [realmente] conozco tiene un algo en lo que me superan, y por tanto que me inspire a competir.

Pero, por ejemplo, no me voy a poner a tratar de competir con alguien muy bueno para música, porque la música no me hace brincar de gusto... oírla tal vez, pero no siento el placer por interpretarla yo... mientras que ese gusto si lo hallo en temas como religión, política, historia, psicología, entre otros que rondaron por nuestra mesa ese día...

En esencia, hay cosas que con quienes convivo frecuentemente, saben hacer en las que me podría superar, y que reconozco que son dignas de admirar, sólo que en este grupo me encuentro con gente que me supera en cosas que sí digo que quiero hacer, y de ahí nace la competencia al sentir que me quedo atrás...

...

Y como resultado del encuentro, heme aquí por fin capaz de vencer la decidia en pro del hacer [dejándo de sólo querer hacer]. (Y con mi copia del Quijote de edición especial que durante la plática recomendaron...)

2 comments:

Pueblerina said...

Pero quien era el mas inteligente de toda la secundaria 32??!!!!!

Pablo said...

hmmm... no se...

Pero aunque quisiera pensar eso, a poco no es mejor compararse hacia arriba?