Wednesday, November 02, 2005

Religion Parte I

Ya tenía rato queriendo ponerme a escribir esto, y el post de Claudia por fin me inspiró para hacerlo, así que aquí va...


Primeras dudas...

De entrada, no me puedo decir muy educado en el tema. Y no conozco religión aparte de la Católica, así que no tengo puntos de comparación. Pero esto es lo que sé:

Un día, casi como cualquier otro, me invitaron a una boda. Y como me regañaron por estar distraído, decidí poner atención.

Resulta que me topé con que hay dos lecturas típicas (después de tratar de recordar bodas pasadas a las que hubiera asistido), una que define el propósito del matrimonio según las reglas Cristianas, que si mal no recuerdo dice "no me caso con esta mujer para satisfacer mis placeres, sino para formar una familia en la que se venere tu nombre...". Ok, me da un propósito... la 2da, en cambio, trata de las bodas de Caná. Mi pregunta aquí, ¿qué me enseña esto para la vida en matrimonio? ¿Que Cristo convirtió agua en vino? ¿Que el mejor vino se guarda para el final?...

Then it hit me!... No había un mejor pasaje que escoger, y ese se usa por el simple hecho de que tiene la palabra "boda". Y tenía años asistiendo a misa en general, bodas en especial, al igual que la gran mayoría de los presentes en el momento, y nunca me había dado cuenta de lo vacío de lo que se pretendía enseñar.

Encima de eso, al salir me dio por preguntarle a las personas con quien asistía, qué les había quedado de enseñanza. Mismas personas que me habían regañado por no poner atención. ¡Oh sorpresa! cuando me toca oír que ni idea tenían de lo que les hubieran enseñado, y que poco importaba!! ¡Y era gente de la que no falta a misa cada domingo!

Y ahí empezó mi búsqueda, de encontrarle significado a eso que había estado haciendo tanto tiempo, y que nunca me había puesto a tratar de entender.

Estuve varios años en colegio de religiosas, y ahora que intento recordar, no encuentro cosa alguna acerca de teología o espiritualidad que me hayan enseñado. Si, nos enseñaron oraciones, cánticos, y en alguna ocasión el significado de los colores que llevan los sacerdotes. Pero hasta ahí...

Me dediqué a ver la misa desde fuera, viéndome a mi mismo en ella, participando como se espera que participe uno... siéntense todos, párense todos, repitan "a, b, c, amén", cooperen todos, golpe de pecho todos...

Un ejército de borreguitos, sin cuestionar, solo imitando...

Intenté leer la Biblia. Empecé en orden, me costó terminar el Levítico y nunca pude pasar del libro de Números. (Para quienes no se han molestado en hojearla, Levítico es el 3er libro, y Números el 4to, de no sé, arriba de 50 en total, creo)

Luego decidí hacer más cosas, como platicar con un padre, o incluso entrar al seminario (a estudiar teología, nomás, no de seminarista) Pero, hmm... no lo hice... luego acabo de leer esto, y me dejó la idea de que probablemente no me perdí de mucho. (Aunque me gustaría creer que entrar al seminario sería algo distinto)

...

Entonces, a falta de una educación formal, y de alguien bien educado que me contestara dudas o tumbara mis ideas, lo que sigue es resultado unicamente de meditaciones personales. Corríjanme si me equivoco.

Mi conclusión después de rato de meditar acerca de lo anterior, fue que, al igual que cualquier otro tipo de conocimiento, antes de intentar enseñar a fondo, le meten a uno a marrazos las cosas en la cabeza a base de repetir constantemente lo mismo... ¿Se acuerdan como se aprendieron las tablas?

Se me hace factible entonces creer, que podría intentarse enseñar algo de espiritualidad, pero nosotros, la gran masa de gente, ignorante al respecto, nos costaría mucho esfuerzo comprenderlo en todo su esplendor, y se tiene que enseñar gradualmente. El problema aquí, es que ese incremento gradual nunca se enseña, y se queda mucha gente en "yo voy a misa, me confieso y comulgo, por lo tanto voy a ir al cielo"

...

Religión según yo...

¿Qué si el concepto de Dios no lo debería tomar textual? Acabo de leer a Rius, y me topé con que mi idea es un refrito del pensamiento de algún(os) filósofo(s) de la antiguedad, pero para mi era original cuando se me ocurrió.

Dios debería ser, en mi forma de ver las cosas, no un ente, definido y con voluntad, sino más bien, una razón de ser, que no ocupa razón... en español, a todo aquello que es, se le puede encontrar un por qué, una causa, un orígen, y cada causa, se le encuentra otra, encadenando ¿por qué?s se va uno hacia atras, y hacia atrás, hasta llegar a la causa primera, aquella que no tiene explicación (y aclaro aquí, la última vez que platiqué esto me malinterpretaron, no aquella a la que no le "conozco" expliación, sino aquella que no la tiene).

De esa manera, no me topo con un Dios que hace, premia y castiga, sino simplemente es. Lo dicen omnipresente, si, al ser la causa original, esta en todo. El ser causa, podría interpretarse como voluntad, pero no una voluntad consciente.

...

El comer del árbol, que nos costó el paraíso (y de paso otorgó la herramienta para culpar a la mujer de los males del mundo), lo entendí recientemente en el contexto del dicho "Ignorance is bliss".

Podríamos haber pasado nuestra existencia como animalitos... que viven, crecen, se reproducen, y mueren, sin más aspiraciones que preservar la especie, en espera de que la naturaleza los perfeccione.

Pero no, tomamos consciencia. Y el ser conscientes nos dio entre otras cosas, la idea del "yo". Y dejamos de ser una parte del todo, nos extrajimos a nosotros, siendo ahora "el hombre" y "la naturaleza". Luego esta nuestro "yo" individual, y no el de la humanidad, y nos hicimos egoístas, pasando así por alto el bien común, y buscando el propio...

...

El cielo y el infierno...

Herramientas de quienes desean controlar a las masas, y consuelo de los desafortunados. Como lo segundo, esta bien, supongo, que al menos da esperanza si en vida le ha ido mal a uno. Como lo primero, es que es más productivo...

"No aspiren a la riqueza en este mundo, esperen la del mundo que viene", y entre líneas "así dejan más para nosotros que si nos interesa la de este.."


Leí hace poco, no recuerdo dónde, algo como "si hubieran hecho un mejor esfuerzo por vendernos la idea del cielo, en lugar de dedicarse exclusivamente a atemorizarnos del infierno, tal vez habría más gente interesada en..." (no recuerdo como continua, y seguirle sería inventar)

Aunque no para tomarse textual, yo sé, las descripciones que tenemos de ambos lugares son derivadas de lo que dijo Dante. ¿Y qué dijo? Pues, muchas cosas que no recuerdo, pero me quedó clara la idea de...

En el infierno hay tormentos, cosas que me asustarían, insectos que no me dejan en paz, tornados (o algo parecido, no recuerdo), demonios que me destrozarían el cuerpo, y me recuperaría sólo para ser destrozado otra vez, ríos de lava en que son sumergidas las almas, y más cosas que no recuerdo...

En el cielo, la máxima felicidad se obtiene... mirando un puntito.

Así es, una excelente descripción de qué debemos temerle, pero la mejor descripción de la felicidad eterna que pudieron inventar, fue simplemente estar, contemplando, y aceptando felizmente el que así sean las cosas.

Con mi limitada experiencia en esta vida, entiendo perfectamente por qué querría evitar el infierno, pero la propaganda del cielo es paupérrima... por lo menos a mi no me antoja la idea de pasar la eternidad tranquilamente contemplando...

...

Otro día continúo...

3 comments:

Pueblerina said...

Bravo!!! Ay que seguirle, si si si!

VERDETTE said...

bueno, algo que pone de patas a la religion catolica es casi cualquiera de las religiones y filosofias orientales.
Un saludo, brain

Pablo said...

Si, supongo que tienes razon... pero, como digo, no conozco lo suficiente de religion/filosofia oriental, como para apreciar bien como es que superan al catolicismo...

Saludos, igual..